La naturaleza de la mente inconsciente

Puedo sentir el mundo tan intensamente. Existe tanto que no logro explicar, que no llego a entender, que no puedo expresar. Durante el día, llego a sentir el peso de todo el mundo, y el peso de cada ser. Toda su nostalgia, aflicción y tormento. Pero durante la noche y antes del amanecer, todo llega a ser distinto, siento una clase de conexión con el universo. Y aunque las estrellas se encuentran observando mi existencia y la Luna coronando nuestra ausencia, ellas hacen posible el encuentro de todas las criaturas que existen en el mundo de nuestra mente inconsciente; aunque los árboles estén dormidos cuando la brisa de la noche rosa sus ramas, sus almas asimismo se trasladan lentamente hacia el mundo de la mente inconsciente. Este es el momento en el que las almas de todas las criaturas finalmente se conectan.
Son muchos sueños los que tengo y recuerdo, todos se mezclan entre si y me hacen dudar de lo que es y no llega a ser real. Pero hay un sueño que es distinto a los demás y parece abandonar mi mente día a día un poco más. Lo que puedo recordar es estar en una roca tan alta que parece alcanzar las nubes, donde no estoy sola pero no hay ninguna muchedumbre, están sólo las personas mas valiosas que he conocido, hay un océano debajo nuestro, y en un lapso inesperado sus olas crecen hasta llegar al cielo. En cualquier momento estas chocarían con nosotros creando un tsunami, pero no lo hacen, lo que sucede es que cada ola crea una desmedida área de sombra sobre nuestros cuerpos. Una vez alguien me dijo que los sueños son tan sólo las almas de cada ser humano encontrándose una con otra en el mundo de la mente inconsciente. Me dijo que si el alma de alguien mas te extraña, entonces aparecerá en tus sueños. Pero, y si estas no fuesen tan solo almas humanas? Que sucedería si las almas de todas las criaturas del mundo se encontraran conectadas? Tal vez el alma del océano ame el alma de los seres humanos. Tal vez el alma de los arboles, flores, desiertos, animales y bosques, todos, amen el alma de los seres humanos. Y si en realidad nuestras almas se extrañan? Porque en el mundo consciente parece que, entre si, todos desconectados se encontraran.
Quien sabe, cientos y miles de almas podrían estarse encontrando alrededor mío y yo no tengo ni una pista de ello. En este momento, puedo sentir el mundo como a una película. Como si otros y yo estuviésemos por fuera “observando” con nuestros ojos cerrados. Tal vez “observando” no sea la palabra adecuada. Pero estamos usando todos nuestros sentidos sólo para asumir que el mundo es feliz. Que en el mundo de la mente inconsciente, las personas son eternamente felices. Que mas allá de el tejido del tiempo, un mundo de dicha existe.
Solo consideramos, asumimos y esperamos que el mundo que se encuentra mas allá de nuestra mente consciente sea mejor que aquel en el que nos encontramos presentes.
Mi amiga esta sonriendo en su sueño, entonces tal vez, solo tal vez, estemos en lo correcto.

Un pensamiento en “La naturaleza de la mente inconsciente

  1. No lo había visto de ese punto. Un pinolillo de sueños revueltos. Como dice la canción… En un mismo lodo todos manoseado. Un mar de sueños, recuerdos de otros. No creo que todos quieran al humano. Pero vale la pena soñar otros sueños. Saludos

    Me gusta

Responder a nicafeliz Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s